14.2 C
Salta
sábado, abril 13, 2024

El exintendente Ramos habría pagado $724.000 por una escultura

Salieron a la luz obras jamás realizadas entre 2014 y 2015, con grandes montos de dinero.

Llamó mucho la atención el presupuesto destinado a la escultura del padre Chifri.

Surgieron nuevos y asombrosos datos de las ejecuciones presupuestarias municipales del exintendente de Rosario de Lerma, Sergio Omar Ramos.

Después de dos años se lograron examinar los gastos del año 2015, contenido que estaba judicializado por sendas denuncias realizadas por el actual intendente Ignacio Jarsún en contra de su antecesor, Sergio Ramos.

En vísperas de las elecciones de octubre, los ítems del mencionado documento administrativo siguen causando escozor en la comunidad.

La ejecución presupuestaria es ni más ni menos que los gastos en obras de gestión municipal, en este caso del año 2015, que han revelado montos inverosímiles.

Por ejemplo, una de las obras aludidas tuvo dos partidas asignadas en 2014 y 2015: la primera de 670 mil pesos y la segunda de 54 mil pesos correspondientes a la escultura del padre Chifri, realizada por el Estudio Pugliese de Buenos Aires. Esta imagen, que es una verdadera obra de arte un poco arruinada al momento por factores de la intemperie, descansa en un espacio del parque Evita, en el predio de la antigua estación de trenes de la ciudad de Rosario de Lerma.

Los concejales que se encuentran analizando las ejecuciones presupuestarias de 2015, consideraron que el costo resulta muy elevado para una escultura, y más si se comparan los 724 mil pesos de la escultura con los 200 mil pesos que se asignaron a una red colectora cloacal para un barrio llamado San Cayetano, que aún están buscando infructuosamente en el mapa de esa ciudad vallista. Los concejales actuales aseguran que el aludido barrio no existe y menos aún la obra en cuestión.

De ser así, Sergio Ramos, a punto de abandonar el despacho de la Intendencia en 2015, debió contar con la aprobación de varios concejales para cometer estas ejecuciones presupuestarias irregulares, o al menos inexplicables.

“Estamos analizando punto por punto lo que corresponde a la rendición de cuentas que debe efectuar el Ejecutivo ante el Concejo Deliberante para su control. Es el presupuesto que fue aprobado por el Concejo Deliberante anterior. Es decir que los ediles de aquel momento conocían estas obras y montos. Como hubo cambio de gestión queda en nosotros aprobarlo. Por cuestiones judiciales recién está en nuestras manos esta ejecución que termina siendo otro bochorno administrativo de la gestión anterior”, aseguró Edit Di Pauli, actual edil, quien también fue la concejal que hace dos años atrás se opuso a esta ejecución presupuestaria.

A las apuradas

Otro de los tantos ítems llamativos que aparecen en este análisis, son 4 millones de pesos gastados en la pavimentación de calles de la zona norte de Rosario de Lerma.

“Son apenas cinco cuadras que en menos de dos años muestran todo el pavimento agrietado y mal ejecutado. La obra se hizo en una semana y a las apuradas por 4 millones de pesos. Así como este dato aparecen otros que son vergonzosos. La auditoría de la provincia pasó por alto varios ítems cuando llegó a la comuna en el proceso de transición municipal. Ahora falta saber dónde está el dinero de estas supuestas obras realizadas”, agregó Di Pauli.

El informe menciona en el expediente N§ 72516 la construcción de cordón cuneta por 1.660.000 pesos, sin nombrar el barrio o zona donde supuestamente se ejecutó la obra.

Con el Plan Mas Cerca figuran también montos de 983 mil pesos para tres canchas de césped sintético, pero solo se instaló una cancha de este tipo por un valor de 263 mil pesos.

“No sabemos que hizo Ramos con los otros 720 mil pesos para canchas”, dijo la concejal.

Chifri, una figura que sensibiliza a todos 

Los concejales que se hallan analizando las ejecuciones presupuestarias del último período de Sergio Ramos al frente de la intendencia detallaron que aparecieron hasta ahora una veintena de anormalidades, “que lógicamente vamos a rechazar”, aseguró el concejal Adrián Palacios.
Sobre los motivos del porqué recién ahora dan a conocer estos detalles, Palacios explicó que “estaba judicializada la documentación de las ejecuciones presupuestarias por la denuncia que efectuó meses atrás el intendente Jarsun contra Ramos por la obra del centro de convenciones, que jamás se terminó y que figura como concluida y con un gasto final de 3 millones 800 mil pesos”. 
De todos los montos siderales que no se reflejan en las obras ejecutadas, lo que más indigna y duele es pensar en el uso de la figura del padre Chifri para erogaciones presupuestarias dibujadas. 
La talla moral del sacerdote fallecido no merece la mínima mácula sobre su nombre. En este asunto se lo nombra, a la fuerza, asociado a una irregularidad cometida por la clase política, impropia para semejante hombre, cuya vida fue pura entrega, inclusión de los olvidados y austeridad.
Los que aman a Chifri y lo recordarán por siempre, que son miles, se alegraron por este homenaje con forma de escultura que hoy parece encubrir una treta solapada en la más despiadada demagogia.

 

 

Fuente: Jaime Barrera El Tribuno

 

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí