El nuevo titular del Plan Belgrano, Carlos “Mono” Vignolo, pidió al Gobierno más de 15 millones de pesos para comprar vehículos en medio de la idea de relanzar este programa para desarrollar el norte argentino, que no tuvo avances durante la gestión de José Cano.

Vignolo es un funcionario del gobernador correntino Gustavo Valdés y un hombre del riñón de Ricardo Colombi, que lo impulsó para reemplazar a Cano en diciembre. Asumió en un puesto desgastado de un organismo vaciado, que empezó como un proyecto ambicioso pero nunca tuvo control real de la gestión.

En rigor, las obras en las provincias siempre estuvieron al mando de los ministros del gabinete nacional -como los que encabezan Rogelio Frigerio o Guillermo Dietrich- y el Plan Belgrano, que había sido una de las promesas de campaña de Mauricio Macri, quedó en un rol totalmente opacado.

Lo notable fue que Vignolo asumió en diciembre y una de sus primeras acciones concretas al frente de este programa fue pedir $15.050.000 en medio del ajuste que propone el Gobierno y el mensaje extendido de bajar el gasto político.

El pedido de Vignolo, con fecha 21 de marzo, fue para adquirir vehículos destinados a la unidad Plan Belgrano a la Subsecretaría de Coordinación Administrativa de Jefatura de Gabinete que encabeza Pedro Hadida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here