Federico Salvai es el jefe de gabinete de María Eugenia Vidal. Aunque poco se habla de él en Salta, resulta, desde hace un tiempo ya, una pieza indispensable en la gobernación de la provincia de Buenos Aires. Por caso, fue quien creó un decreto que beneficiaría a Cambiemos: el de impedir las listas colectoras.

Federico Salvai es una pieza fundamental para que Vidal no pierda poder en Buenos Aires; en ese sentido, rápidamente, ya ha ideado un decreto para que perjudicase una posible vuelta del peronismo en una de las gobernaciones provinciales más deseadas y es el encargado de reunirse con otras fuerzas para consensuar acuerdos.

Salvai- quien es el marido de Carolina Stanley- fue el autor del decreto que Mauricio Macri firmó para que al kirchnerismo, con algunas posibles alianzas, no le resulte tan fácil una victoria. La resolución, viene a obstaculizar acuerdos, como el que se vendría confabulando entre los K y Sergio Massa. Los intendentes aseguran que Vidal estaría desesperada, porque las encuestas no le estarían dando como resulta.

Con el objetivo declarado de ahorrarles problemas a los electores y facilitar la votación, el salteño y Vidal ya hicieron dos veces la misma movida en lo que va del año. Es decir, buscar que el cristinismo y parte del pejotismo no vuelvan a ganar las elecciones. Por eso, para Salvai, la mejor movida es despegar a la gobernadora de Buenos Aires de la pesada mochila que genera el rechazo a Macri. Buscó desdoblar las elecciones pero Durán Barba y Marcos Peña no le dieron el ok, entendiendo que hay que actuar en bloque. Federico Salvai solo intenta salvar a Vidal, y su tarea es cuidar sus intereses, tal como lo viene haciendo hace algunos años, sin importar si eso implica dejar de lado el proyecto de Cambiemos.

Un indispensable

Si bien nació en Salta, hace más de 25 años que migró hacia Capital Federal, donde cursó sus estudios en prestigiosas universidades y donde conoció a Carolina Stanley, con quien tiene dos hijos.

Hace ya diez años que es baluarte en la gestión de Vidal, quien lo lleva para todos lados con ella. Hoy, Jefe de Gabinete del Gobierno de Buenos Aires, es el encargado de negociar la gobernabilidad y transar con el peronismo opositor para poder concretar las leyes y decretos que necesita firmar para cumplir con el mandato del FMI.

Según dicen quienes lo conocen, es un hombre extremadamente tranquilo, lo que le asegura la actitud necesaria para actuar cuando las papas queman. Si bien comenzó su carrera en el peronismo, hoy Salvai no puede reconocerse por fuera del proyecto político de Cambiemos. Y si bien ha dado muestras públicas de apoyo al Presidente, hay quienes aseguran que junto con Vidal, miran con recelo el exacerbado optimismo que hay hacia el interior del proyecto. Algunos se animan a deslizar que es casi un hecho que Vidal perdería en octubre, mientras que eso no es tan seguro para Macri y la presidencia.

La única coincidencia: tanto Salvai como el resto de Cambiemos sabe que el llamado “peronismo del medio” no tiene chance alguna dentro de las próximas elecciones. Por lo pronto, el salteño seguirá ideando estrategias para salvar la ya devaluada imagen de la gobernadora de Buenos Aires.

De cualquier manera, las peculiaridades de la personalidad del salteño lo colocan como un hombre eficiente. Y por eso Vidal le otorga cada vez más poder.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here