8.7 C
Salta
lunes, julio 22, 2024

Enseñanzas de la crisis de la basura en Beirut

¿Y si la basura que todos los días se llevan de tu casa un día no la recogen más?

Por Luis Segovia.

No parece un relato surrealista decir que hay ciudades que disponen la basura en los márgenes de ríos, playas, laderas de montaña, e incluso, en las propias calles. Pero cuesta más imaginar una ciudad donde –repentinamente- miles de personas salen a protestar por todo lo anterior.

El caso de Beirut, la capital de Líbano, es elocuente en este sentido, y conocerlo podría dejar enseñanzas a las ciudades que tienen el mismo problema.

Los hechos

El 15 julio de 2015, y tras largas protestas de la población del municipio de Naameh, el gobierno de Líbano, decidió clausurar el vertedero de basura que durante 17 años funcionó en esa localidad.

Al vertedero de Naameh se llevaba la basura de Beirut, y como el gobierno no tenía un plan de contingencia, la basura empezó a acumularse en las calles y riberas de la ciudad.

En menos de una semana, miles de personas, convocadas en redes sociales por el movimiento #TuApestas, comenzaron a protestar en las calles, responsabilizando al gobierno por la situación.

Las protestas se incrementaron en los meses siguientes, con tomas de edificios públicos, cientos de heridos y un muerto en enfrentamientos con la policía, pero las soluciones no llegaban.

El gobierno de Líbano tuvo que reabrir el vertedero de Naameh, que funcionó solo 60 días, y volvió a cerrarse tras las protestas de la población; se  intentó llevar la basura a Rusia, pero no lo lograron.

Recién en marzo de 2016, el gobierno anunció una solución temporal, y reabrieron dos vertederos costeros, en Bourj Hammoud y Costa Brava, que funcionarían hasta 2020.

Pero en enero de 2018, tras una tormenta de invierno, estos vertederos también colapsaron, y la basura fue arrastrada hasta las costas del Mar Mediterráneo.

En poco menos de 3 años, la crisis de la basura en Líbano, es una de los mayores problemas sociales que afronta ese país.

¿Por qué Líbano llegó a esta crisis?

Los factores que explican la crisis en Líbano son fundamentalmente políticos. El análisis de otros factores como la gestión de la planificación, el control, y la legislación, deben hacerse entendiendo este contexto, bajo riesgo de simplificar o malentender el problema.

Si bien la crisis de la basura se evidenció en 2015, el problema tiene origen en la década del 90, cuando el país, liderado por el primer ministro Rafiq Hariri, se reconstruía de una guerra civil.

Harari privatizó la mayoría de los servicios públicos, y fue así como la  empresa Sukleen, en 1994, se quedó con todo el monopolio de la gestión de la basura en Beirut y Monte Líbano.

La empresa Sukleen gestionó los residuos hasta 2015, cuando el colapso del vertedero de Naameh, obligó al gobierno a no renovar más su contrato. Pero mucho antes se sabía de la crisis del sistema, ya que, la falta de planificación y la adopción de políticas ambientales, se explican por un aceitado sistema de retornos entre la empresa y la elite política, que mantuvieron a la empresa hasta el final.

Esta corrupción del sistema fue muy tenida en cuenta por la población que salió a protestar en 2015. Sabían que la búsqueda de soluciones estaba orientada a realizar una nueva distribución del negocio, sin planes a largo plazo.

Mientras que en Jordania, el servicio se cobraba 38 dólares por tonelada de basura gestionada, en Líbano, las empresas que ofertaban hacerse cargo del servicio, pretendían cobrar entre 148 a 189 dólares.

En búsquedas de soluciones

Algunas ONG´s, como “Human Right Watch”, advierten que Líbano debe desarrollar un plan nacional de gestión de los residuos, ya que consideran que los municipios del interior del país no tienen recursos técnicos ni económicos para hacerse cargo por sí mismos.

De la misma manera, muchos expertos señalan la necesidad de más leyes claras, sistemas de control y estrategias donde el público tenga amplia participación, como así también, un cambio en el proceso de toma de decisiones, para que las grandes decisiones no queden libradas a políticos que usan el problema de la basura parabeneficiar a empresarios amigos.

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí