La Corte Suprema revisa la causa de las Turistas Francesas

La Corte Suprema revisa la causa de las Turistas Francesas

La máxima autoridad judicial del país ya entiende en el caso del doble femicidio de las Turistas Francesas asesinadas en julio de 2011 en Salta, caso que pone en jaque al poder en la provincia.

El primero de agosto de 2017 la defensa de Clemente Vera -uno de los dos condenados y detenido- interpuso, junto a la organización Innocence Project Argentina, un Recurso de Queja ante la Corte Suprema por el que cuestiona las irregularidades en el procedimiento por parte del Tribunal de Impugnación de la provincia y la Corte de Salta, presentación que fue valorada por el máximo tribunal de la nación “que vio que existen elementos para esa valoración”, cuenta el Dr. José Vargas abogado defensor de Vera. “La Corte Suprema dio vista al Procurador General y ya pidió el expediente a la Corte de Salta”.

“Eso ocurrió ahora en noviembre”, explica el Dr. Vargas. “El recurso ingresó a la Corte de Salta el día 9 de noviembre, aunque antes de eso ya me habían anticipado, desde Innocence Project, que la Corte Suprema había corrido vista al Procurador General. Ahora los 36 cuerpos del expediente de la causa ya están, desde el día 29, en la Corte de Salta para ser remitidos a Buenos Aires”, cuenta el abogado.

Recordemos que Clemente Vera había sido absuelto en el juicio de primera instancia pero luego el Tribunal de Impugnación revocó su absolución y lo condenó a prisión perpetua, condena que cumple desde hace 2 años y 10 meses a pesar de las irregularidades en la causa.

“Nosotros, en el Recurso de Queja ante la Corte Suprema, dijimos que el Tribunal de Impugnación de Salta, al condenar a Clemente Vera, se extralimitó en sus facultades porque lo condenó en contra de lo que establece el Código Procesal Penal de la Provincia ya que, aplicado para este caso particular de Vera que ya había sido absuelto por el Tribunal de Juicio con los votos de los tres jueces (dos votos que lo absolvieron por el beneficio de la duda y un voto de absolución lisa y llana), el Código Procesal establece que el Tribunal de Impugnación  no podía revocar esa decisión y condenarlo a Vera; lo que podría  haber hecho es revocar la decisión del Tribuna de Juicio y mandar a otro tribunal, que por sorteo corresponda, para que se haga un nuevo juicio”, dijo el Dr. Vargas respecto a la situación procesal de su defendido. “Esto debía haber hecho el Tribunal de Impugnación, pero nunca condenarlo directamente”, explica Vargas sobre la irregularidad jurídica acometida tanto por el Tribunal de Impugnación como por la Corte de Salta que confirmó su sentencia.

El primero de agosto de 2017, con el patrocinio de la organización Innocence Project Argentina, la defensa de Santos Clemente Vera presentó el Recurso de Queja ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Esta, viendo los precedentes y fundamentos que hay en la presentación de la defensa, tomó la decisión de correr vista al Procurador General de la Nación y requerir mediante oficio a la Corte de Justicia de Salta la remisión de la causa para ser revisada por la más alta autoridad de justicia del país.

PASOS SIGUIENTES

Una vez que la Corte de Salta remita el expediente a Buenos Aires, que se espera que sea en esta semana, lo que sigue es que el Procurador General de la Nación emita dictamen y luego la Corte Suprema de la Nación resuelva. “Lo que pedimos nosotros es que se revoque la condena a Vera y se ordene la realización de un nuevo juicio. Con un nuevo juicio Vera podría ser absuelto nuevamente, con lo cual ya no se tocaría más la situación de él porque, con una segunda absolución que obtuviera Vera en el Tribunal de Juicio, la absolución ya es inapelable”.

“La Corte puede revocar la sentencia condenatoria y ordenar a la realización de un nuevo juicio, pero también tiene  facultad para anular la condena, por lo cual Vera podría quedar absuelto definitivamente”.

LOS VERDADEROS CULPABLES

El avance en la causa por la condena irregular a Clemente Vera activa también la posibilidad de que se revise todo el expediente, para que se aporten nuevas pruebas y para que actúe también la querella –los familiares de las dos mujeres víctimas-.

“La querella también es interesada en que se reabra la investigación porque los informes de ADN que se hicieron en Francia en su momento indica de que hay tres perfiles genéticos encontrados en las muestras tomadas del cuerpo de una de las víctimas y que hasta ahora son perfiles genéticos de desconocidos, porque no es de ninguno de los sospechados ni de los condenados por estos crímenes”.

Además, la única persona que quedaría como partícipe de los hechos sería Gustavo Lasi (el primer condenado que reconoció su participación en los asesinatos) y siendo que una sola persona no podría haber cometido estos dos crímenes, indudablemente, hay otras personas que también participaron pero quedaron fuera del proceso; y son personas a las que no se conoce, a las que no se investigó, a las que no se incorporó en la causa; y que son asesinos sueltos.

LA CAUSA DEBE REABRIRSE A LOS FINES DE DESCUBRIR LA VERDAD

“Por la forma en que se investigó y se llevaron a cabo los autos procesales en la causa, surge que se cometieron graves irregularidades que me llevan a sospechar de que hay gente con mucho poder involucrada, que no quiere que se investigue”, sostiene Vargas. “Tampoco se investigó la muerte del Comisario Píccolo que se cerró como suicidio, hay muchas dudas sobre esa muerte también. Entonces, indudablemente hubo presión para que esto termine de esta forma. Porque en un proceso penal hay una etapa de investigación, una etapa de juicio, hay una etapa recursiva; y si uno opina sobre una resolución en contra, ciertamente los tribunales de revisión tendrían que corregir todas las irregularidades que se denuncian; sin embargo acá las confirman. Confirman arbitrariedades, violaciones a los principios constitucionales; y si llegamos hasta la Corte de Salta y no corrigieron errores gruesos y visibles que hay en el procedimiento, entonces quedan fuertes sospechas sobre el poder judicial”.

“Aquí se está jugando con la libertad de un inocente. Y llegamos a la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que subsane todo esto. Estimo que en los primeros meses del próximo año la Corte Suprema estará en condiciones de emitir una resolución”.

“Esto tiene que continuar, tiene que haber justicia. No tienen argumentos para cerrar el tema definitivamente”, concluyó el Dr. Vargas.

Fuente de Información: Revista Norte

Categorías
Compartí este artículo

Comentarios

Wordpress (0)
Disqus ( )