17.5 C
Salta
domingo, febrero 25, 2024

Leavy: un político que sabe «adaptarse» a los tiempos

Sergio Leavy pasó de ser un hombre conservador de la política  a una figura del progresismo K en Salta. Breve repaso por la carrera de un político de la época: pragmático y sencillo.

Cuando hablamos de Sergio Leavy no hacemos mención a un hombre nuevo en la política salteña. Todo lo contrario, tiene una extensa trayectoria, la cual se encuentra caracterizada no por grandes proyectos ni elocuentes discursos sino por constantes zigzageos de un lado a otro.

Allá por el 2002, acompañó la fórmula de Juan Carlos Romero a gobernador. Sin embargo con el surgimiento del kirchnerismmo sin problemas dogmáticos decidió cambiarse de bando y apoyar a Néstor a nivel nacional, y a Urtubey a nivel provincial.

En el 2003 accedió a la cámara de diputados de la Provincia; fue un paso parlamentario sin pena ni gloría pero que le sirvió para proyectarse políticamente en Tartagal, pese a ser de oriundo de Metan. Así fue que en el 2007 consiguió convertirse en intendente de la localidad del norte. De esa gestión, se conocen sus mayores escándalos políticos, relacionados fundamentalmente con actos de corrupción. Uno de ellos, tiene que ver con el pago de facturas apócrifas, durante obras que se produjeron luego de la catástrofe natural por el alud que azotó la zona y ocasionó pérdidas millonarias a los pobladores.

También fue investigado por el desvío de donaciones producidas durante el mismo período. Si bien el Concejo Deliberante de Tartagal analizó la posibilidad de un juicio político, nunca hubo ninguna condena firme al respecto.

Tras el final de la era K, ya durante con el macrismo, se mostró como opositor no sólo a Cambiemos, sino también  a un sector del PJ, distanciándose de Urtubey. Así, durante las elecciones legislativas de 2017, se presentó con una lista por fuera del PJ, con el Partido de Victoria, lo que le permitió convertirse en diputado nacional.

Hoy, a un año de las elecciones presidenciales, y gubernamentales a nivel provincial, vuelve a ocupar los titulares políticos como uno de los símbolos del progresismo K en Salta, cercano a Urtubey, mas bien en apoyo a una posible candidatura presidencial del actual gobernador.

La semana pasada presentó a Unidad Ciudadana en la provincia, en un acto en el Club Libertad, donde se mostró con dirigentes nacionales del kirchnerismo. No se animaron arrojar ningún nombre de un posible candidato a presidente, más allá de los deseos de que CFK encabece una posible “vuelta”. Pero si fue confirmado su nombre como candidato critinista.

Los kirchneristas de paladar negro no le tienen confianza pero se resignan ante la ausencia de otras figuras; los kirchneristas más lapsos entienden que es un hombre que puede reunirse con Urtubey o con Romero y ser escuchado por los referentes nacionales de Cristina. Como fuese, Leavy ocupa el lugar central del progresismo K salteño. Esto a pesar de su curriculum ligado a lo más conservador de la política local y con posiciones duras tales como estar a favor de la vida y lógicamente en contra del aborto.

Leavy ha sido, y es todavía, un personaje que ha sabido acomodarse a las circunstancias, lo que le permite hoy seguir con vida.

Su próximo gran desafío será disputar la gobernación provincial. Habrá que ver si para eso tiene que hacer alguna que otra voltereta.

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí