Se conoció el fragmento de un fallo firmado por importantes jueces que contiene un error garrafal: señala que la Ciudad de Bariloche es parte de la provincia de Neuquén, cuando pertenece a Río Negro. ¿Qué otros errores cometen los jueces en sus fallos?

El escrito judicial finaliza con un fragmento que contiene un error imperdonable, que responde a cuestiones básicas de geografía nacional: “(…) El juzgado número 7 de familia de San Carlos de Bariloche, provincia de Neuquén en los términos del presente, a cuyo efecto líbrese el oficio pertinente con copia de la presente sentencia. Notifíquese y oportunamente, archívese”.

Errores pueden existir cientos, pero claramente no como parte de sentencias judiciales, que debieran tener la más estricta rigurosidad, dado que un error de este tipo, o cualquier otro, puede afectar el futuro de dicha sentencia, sin contar que eso puede provocar una demora en los ya extensos plazos judiciales.

El oficio está firmado por importantes jueces: Ricardo Luis Lorenzetti, Carlos Fernando Rosenkratz, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti. Y da a pensar, viendo solo este ejemplo, cuantos de este tipo de errores puede cometer la justicia. ¿Existe alguien que revisa los oficios luego de ser librados? ¿Quién se encarga de que la Justicia pueda cumplir con al menos esa parte de su labor? si no se prestan atención a cuestiones tan elementales, poco se puede decir de la seriedad de los jueces para elaborar fallos. O lo que es pero aún, ¿los jueces solo firman cientos y cientos de papeles sin revisar? Sin duda, la Justicia argentina tiene todavía una gran deuda con la población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here