Si bien las lluvias calmaron, fueron fuertes durante el día de ayer y la madrugada de hoy y las consecuencias del temporal no demoraron en llegar.

En varios barrios periféricos y en algunos lugares del centro el agua copó las veredas pero quizá la postal más desencantadora fue la brindó el Parque del Bicentenario y, lógicamente, sus atractivos.

Las constantes lluvias produjeron que los desagües no soportaran. Esto causó la inundación del mencionado sitio turístico, lo cual dejó a las familias de zona norte sin un lugar al aire libre para disfrutar el feriado.

Vale señalar que en días soleados hay una alta convocatoria de residentes locales y turistas quienes lo utilizan para descansar, practicar deportes y otras actividades recreativas.

Una lastima que no se haya tenido en cuenta que esto podía pasar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here