El sector tabacalero es uno de los más dinámicos de la economía salteña

Gustavo Zoricich es un reconocido productor agropecuario de Salta. Además de tabaco, se dedica al poroto y tiene un tambo en San Agustín. En una entrevista con Opinorte analizó la potencialidad del campo salteño y se mostró optimista sobre la oportunidad que tiene la provincia para vender materias primas en el mercado internacional.

¿Cómo afectó la pandemia del coronavirus al sector tabacalero?

El contexto de la pandemia en relación al sector, específicamente del tabaco, ha sido difícil. Se complicó a partir de marzo la entrega, y quedaban bastante tabaco para entregar. Por suerte se pudo seguir trabajando con la cosecha y con los protocolos que había que seguir. Hasta mayo se estuvo entregando tabaco a las compañías, fueron dos semanas muy duras, en que no hubo acopio. Fue un año atípico además, porque recién ahora en mayo pudo fijar el precio.

En lo que es tabaco, el comportamiento fue bastante bueno en cuanto a que hubo sequía en diciembre y poco granizo, por lo que los siniestros fueron menos, y eso permite una mayor cantidad disponible de producción. Si bien tuvimos otros inconvenientes como amarillamiento y sequías en principio del período, fue bastante positivo.

 ¿Qué evaluación tiene de las acciones del gobierno y las cámaras del sector respecto de la pandemia?

Tenemos una Cámara que nos representa y una cooperativa que nos núclea, y lo que sé es que tienen muy buen diálogo con el Ministerio de Producción, están trabajando codo a codo y que se vio muy reflejada en esta primera parte de la pandemia cuando no podíamos entregar tabaco y el ministro Martín de Los Ríos colaboró muchísimo con la elaboración de protocolos para que se reanude la cadena productiva.

Y cuál es el rubro que más ayuda necesita?

Sin duda son aquellos que pertenecen a la denominada agricultura intensiva, que llevan mucha mano de obra. Por ejemplo, los cultivos de tabaco, las verduras, los tambos son parte de este tipo de agricultura y ganadería intensiva, donde lo importante es poder cumplir más allá de lo que uno pueda comercializar, tratar de cumplir con los compromisos en la parte laboral para hacer frente a las deudas, en cuanto a la agroquímica, y diversos gastos y servicios que hay que pagar

Es muy importante el apoyo con créditos blandos, para volver a que se mueva la cadena productiva. Si bien no se cortó del todo, hay muchos sectores que hay que reactivar de nuevo, y que funcionen de manera más fluida.

¿Qué opinión tiene sobre un posible impuesto a las fortunas?

Respecto de la posibilidad de un impuesto a los terratenientes, consideró que el Estado siempre está buscando recursos pero que espero que no sea para ahogar a la parte productiva porque en realidad los números son bastante finitos, sobre todo para las economías regionales que están lejos del puerto. No sé si hay mucho margen para más impuestos. Dios quiera que tengan la sabiduría para darse cuenta de que hay sectores que ya están trabajando al límite y no pueden seguir tributando la cantidad que se tributa, aunque soy consciente de que hay muchas necesidades. Más impuestos significa producir menos y que haya menos mano de obra. El Valle de Lerma da muchísima mano de obra, registrada para el trabajo en el campo. El tabaco genera 140 jornales por hectárea, lo que hay que multiplicar por 20500 hectáreas que se producen en Salta y 17000 en Jujuy. Pero el campo también genera trabajo indirecto, como ser quienes arreglan los vehículos y máquinas con los que se trabaja, etc. El tabaco, por ejemplo, ocupa mucha mano de obra porque es un trabajo bastante artesanal.

Hacia futuro ¿Qué se viene?

Lo que se viene, o al menos eso esperamos, es poder volver a producir la misma cantidad o con la misma fuerza de años anteriores. Yo soy bastante optimista, por eso pienso que el panorama puede ser positivo. El agricultor siempre está pensando que le va a ir bien, y que va a tener todas las condiciones para seguir produciendo, ese es nuestro horizonte. Creo que nosotros, como una provincia que genera alimentos, en la parte agrícola-ganadera, creo que tenemos una ventaja muy grande contra el mundo. En esta pandemia, lo primero que se va a necesitar es comida, y Salta está posicionada como para poder encarar y darle de comer al mundo, Argentina y la provincia tiene esa posibilidad.

Por Mariano Arancibia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here