26.4 C
Salta
miércoles, junio 19, 2024

Una guía imperdible para “la tesis final” hecho por salteñas

Investigadoras salteñas editaron un manual de apoyo a la presentación de las investigaciones científicas.

 

Enfrentar una tesis como fin de una carrera de grado o posgrado es una de las experiencias que mayor ansiedad e inquietud despiertan en los alumnos académicos.

Es, sin dudas, el primer paso para poner en práctica los años de esfuerzo teórico y una ineludible tarjeta de presentación para el devenir profesional.

Acaso como la necesidad de un respaldo científico que muestre el camino a seguir, dos investigadoras salteñas editaron un interesante tratado sobre este crítico proceso donde los estudiantes deben demostrar la capacidad adquirida.

Graciela del Carmen Cabianca y Diana Carolina Sánchez son dos académicas del área de Salud que acaban de publicar la “Guía práctica para realizar un proyecto de investigación”, una obra de 280 páginas que resulta un aporte claro, conciso y con el rigor académico que una tesis merece. 

Si bien las recomendaciones y conclusiones que presenta el libro se refieren específicamente al área de Salud y Biología, los métodos que se proponen, constituyen una guía para nada despreciable en todos los ámbitos del conocimiento, ya que conforman un hilo conductor que transita desde la teoría académica hasta la práctica profesional.

Se resumen allí los primeros pasos en el área de investigación científica, el acercamiento, planificación y ejecución de un proyecto.

Cabianca y Sánchez establecen con meridiana claridad que una tesis de grado o de posgrado deben generar interés, convencer sobre su importancia y producir un impacto, pero además aportar soluciones y proponer financiamientos para su puesta en práctica. “El conocimiento se genera a partir de la observación y evaluación de los fenómenos.

Se establecen suposiciones como consecuencia de esa observación y se fundamentan ideas que generan un marco teórico para aportar soluciones a un problema que el investigador advierte”, señalan las autoras.

En sus primeras páginas y como una clara advertencia establecen que hay que evitar la tendencia de “copiar una realidad” que impedirá explicar los fenómenos con claridad y que condenará al “reduccionismo de la investigación”.

Es un tratado que sostiene descarnadamente que el investigador debe tener en cuenta las técnicas a utilizar para comprender y explicar los resultados de su propia investigación.

El contenido de la obra revela, acertadamente, un punto bisagra entre la ciencia pura y formal, versus la ciencia aplicada y fáctica, aquella que se ocupa de la realidad y sus objetivos, con cuidados conceptos de la teoría, el método y la técnica, con planteamientos del problema, construcción de modelos, pruebas y consecuencias de la investigación.

Se destaca en la obra la capacidad de síntesis y claridad sobre una temática altamente compleja y siempre neurálgica para los estudiantes, científicos o aquellos que transitan la investigación profesional.

“Los proyectos académicos se inician como ideas, buscan fuentes y luego se acercan a la realidad con la idea de aportar conocimientos y ayudar a resolver los problemas de la humanidad”, sostienen las autoras. Y esto no es un objetivo menor.

Para ayudar a quien lo necesita 

Graciela del Carmen Cabianca es magister y especialista en Salud Pública, investigadora de la UNSa. Diana Carolina Sánchez es diplomada en Bioestadísticas, ingeniera en Recursos Naturales, doctorando en Salud Pública, UNSa

“Queremos brindar esta obra como una ayuda para alumnos, investigadores o equipos de investigación”.

 

 

Fuente: Daniel Chocobar El Tribuno

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí