Juan Manuel Urtubey, realizó un balance a su antojo de lo que deja para Salta tras doce años de gestión y cómo seguirá su carrera política de aquí hacia adelante.

En primer lugar, Juan Manuel Urtubey se refirió a lo que significó ser el candidato a vicepresidente por primera vez: “Lo he vivido como un gran aprendizaje. Tuve el raro privilegio de ser el único integrante de las fórmulas que no es porteño y que plantea una mirada diferente. A pesar de una Argentina hiper polarizada hemos planteado una alternativa distinta. Es difícil forzar un ballotage, pero hoy somos la tercera fuerza de la Argentina”.

Siguiendo en la línea de que Consenso Federal propone una mirada federal, el gobernador afirmó: “Nosotros tenemos una mirada donde lo más importante para mí es Salta, pero también hay una realidad en la Argentina donde hay problemas muy similares. El centro de la Argentina es otra cosa y no me quiero resignar a que esto siga siendo así. Cambiar el país no se hace desde las provincias, hay que hacerlo desde el gobierno nacional”.

Sobre su compañero, Roberto Lavagna, dijo: “Mirado como salteño, el único tipo que habló de federalismo, de coparticipación, y de establecer economías regionales fue Lavagna. No tiene quizás el carisma o la chispa de alguien más joven, pero es un hombre con una gran empresa, gobernar no es un debate dos minutos, ya vimos cómo les va a los que ganan debates”.

El fin de doce años de gestión

Juan Manuel Urtubey deja de ser el gobernador de Salta, una de las provincias más duramente castigadas por la pobreza y la desocupación. Haciendo un balance de lo  que deja tras doce años, Urtubey dijo que “La situación fiscal de la provincia está equilibrada, en un contexto muy difícil para Argentina, con un país que tiene un fuerte desequilibrio, hay una deuda manejable y con un muy buen perfil”. Agregó que “Antes de enviar el presupuesto, quiero chequearlo con el gobernador electo, porque él va a tener que gobernar, yo no le puedo armar el plan de gobierno”.

“Yo voy a seguir comprometido con Salta y con la política, quiero seguir trabajando en la construcción de este espacio. Yo no estoy seguro que si gana uno u otro vaya a ayudar las cosas, y acá en Salta, sea quien sea, lo voy a ayudar a ser gobernador”.

Analizando lo sucedido en las últimas PASO provinciales,  expresó: “Claramente hay dos miradas diferentes: el Oso hizo una campaña vinculada a su pertenencia nacional y Gustavo Sáenz trabajó bajo una lógica territorial, lo que le dio mejores resultados. Olmedo también tuvo un apoyo importante, construyó con algunos otros sectores una elección competitiva”.

 Por último, se refirió al senador Juan Carlos Romero, y comparó ambas gestiones: “Competimos con Romero en varias elecciones; lo respeto, tenemos posiciones diferentes en algunos temas y en otras hemos logrado darle a Salta una continuidad institucional que creo que es un gran valor, sostuvimos políticas de Estado, lo que es un trabajo de mucho tiempo. Uno de los activos que tiene Salta es esto. Cada uno le dará la impronta que desea. Hay una dirección que no la empecé yo, sino que comenzó hace muchas generaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here