Los actos en conmemoración de la muerte de Martín Miguel de Güemes fueron aprovechados por la fórmula Consenso Federal 2030. Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey se valieron  de los recursos estatales para impulsar su campaña. El acto oficial y hasta la residencia del gobernador salteño fueron utilizados para ellos ser protagonistas.

En los actos por un nuevo aniversario de la muerte del General Martín Miguel de Guemes, se lo vió a Roberto Lavagna sentado al lado de Juan Manuel, en el palco oficial. Sin ningún tipo de relación con Salta ni cargo oficial que lo amerite, al economista se lo impuso en la jornada de ayer. El quid de la cuestión, no obstante, es el uso de los bienes del Estado que se está haciendo para financiar la campaña de Urtubey.

Primero fue el sueño de Juan Manuel Urtubey de pasearse por el país diciendo que quería ser presidente; no escatimó en gastos, y pagó espacios en cuanto canal porteño le vendieron. No fue suficiente, sin embargo, para posicionarlo a nivel nacional, y tuvo que conformarse con ser el vice de Roberto Lavagna, que ahora es alguien relacionado con nuestra Salta.

No se conocen, no obstante, antecedentes de que el candidato a presidente haya tenido lazos con nuestra provincia. Y aunque ni así hubiese sido, podría disponer de manera tan descarada de los recursos provinciales para fines políticos. El mismo Lavagna dijo que su repentina presencia en la provincia se debe a un  “profundo compromiso con todo lo que es federal”, sin aclarar demasiado más qué sería “lo federal”, lo cual más bien sonó a una demagogia acorde a la fecha de su “visita”.

Por otra parte, y  como parte de la conferencia de prensa brindó en la mismísima Finca Las Costas,  dijo que el sector de los radicales salteños tiene las puertas abiertas para sumarse: “desde el principio de la construcción de este camino de futuro, una parte importante de la dirigencia radical ha estado trabajando con nosotros. Por eso, de acá para adelante las puertas están absolutamente abiertas, porque desde el punto de vista de las ideas y de lo que nos proponemos no hay diferencia fundamental alguna”, dijo el economista, casi confirmando que en su espacio hay lugar para prácticamente todos, siempre que militen la fórmula.

No es para asombrarse la convocatoria abierta, ni siquiera en Salta la formula Lavagna- Urtubey lograría un buen resultado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here