Se trata de las primeras elecciones dentro de un calendario abarrotado de domingos de comicios, donde el kirchnerismo busca marcar un rumbo con un candidato que cuenta con el apoyo de Cristina Kirchner.

Neuquén marcará hoy el primer mojón del calendario electoral 2019, donde nueve listas competirán por la gobernación de la única provincia del país en la que un mismo partido -el Movimiento Popular Neuquino (MPN)- ha logrado triunfar en todas las elecciones celebradas desde 1962 a la fecha.

El peso de no romper con el récord partidario caerá sobre los hombros del gobernador Omar Gutiérrez, quien buscará revalidar el mandato que obtuvo en las elecciones de 2015, cuando triunfó con el 40,5% de los votos.

En la vereda de enfrente estarán los mismos competidores de aquella vez: Ramón Rioseco (Unidad Ciudadana-Frente Neuquino), quien quedó en 2015 en segundo puesto con el 31,2% de los sufragios, y Horacio “Pechi” Quiroga (Cambiemos), tercero, con el 20,8%.

Sin embargo, la principal diferencia entre aquellas elecciones y las de la fecha radica en la participación -por fuera del MPN y apalancado en la estructura de la Democracia Cristiana- de Jorge Sosbisch, tres veces gobernador de la provincia durante los períodos 1991-1995 y de 1999 a 2007.

La aparición de Sosbisch entre los candidatos a gobernador, según diferentes encuestas de opinión previas a la veda electoral, arrastraría consigo votos que darían lugar a una elección más reñida que las anteriores entre los principales contendientes.

En este escenario, desde el MPN buscaron exhibir como principal argumento para sumar apoyos un boletín con buenas calificaciones en materia económica gracias a la tracción que generaron en los últimos años la renta y el desarrollo de Vaca Muerta, uno de los yacimientos de gas y petróleo no convencional más importante del mundo.

Mientras tanto, la oposición pretende hacer mella en el oficialismo sobre la base de un desgaste de casi de 60 años de gobierno del mismo partido, y la existencia de índices negativos en materia de infraestructura, acceso a los servicios públicos o un creciente consumo de estupefacientes.

Rioseco, ex intendente de la ciudad de Cutral-Có y actual diputado por el Parlasur, logró a último momento sumar el apoyo explícito de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y lleva como candidato a vicegobernador a Darío Martínez, muy ligado a la senadora. Ambos muestran un perfil de acérrima oposición al gobierno nacional de Mauricio Macri, quien perdió en la provincia el balotaje que disputó contra Daniel Scioli por la presidencia en 2015, a pesar de haber salido victorioso a nivel nacional.

Por su parte, el radical “Pechi” Quiroga, que contó con un fuerte respaldo de la estructura del partido, lleva 16 de los últimos 20 años al frente de la intendencia de la capital neuquina y buscará por tercera vez acceder a la gobernación provincial.

Junto a estos cuatro contendientes, el menú electoral incluirá también al candidato del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), Raúl Godoy, y al del Frente Social por la Dignidad, Sergio Rodríguez.

Las de hoy serán las primeras elecciones en la provincia en la cual los votos se emitan a través del sistema de Boleta Única Electrónica (BUE), aprobado a partir de la modificación de la ley electoral local a finales de 2016 y que sólo se había usado para renovar autoridades del Deliberante de la ciudad de Neuquén, en 2017.

El Juzgado Electoral Provincial informó que están habilitadas casi medio millón de personas (497.448) para emitir voto, de las cuales 3.688 son extranjeras, y que podrán hacerlo en 1.541 mesas en toda la provincia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here