14.2 C
Salta
sábado, abril 13, 2024

Hay sospechosos en torno a la investigación por millonarios robos

En los últimos meses distintas empresas denunciaron robos de importantes sumas de dinero, coincidiendo que se trata de comercios con un gran movimientos de dinero y algunas falencias a la hora de analizar la seguridad que ponen en marcha.

 

 

Investigadores aseguran que es necesario poner en marcha metodologías internas de los comercios para evitar los robos.

Repasando algunos de los últimos robos registrados se destaca el del corralón ubicado en avenida Chile al 1.400, donde un sujeto, con la cara cubierta por un casco, ingreso con facilidad y se llevó en pocos minutos $400 mil.

Esa noche, al cierre de la jornada, el gerente del lugar permitió la salida anticipada al personal de seguridad privada, dejo la puerta de la oficina donde se guardaba el efectivo abierta, y sin seguridad la caja fuerte. El delincuente no tuvo mayores dificultades a la hora de robar. Entró y amedrento a los dos empleados. Al cajero lo golpeo y precinto en manos y pie.

Respecto al gerente, según sus dichos, sufrió el mismo maltrato. Ante algo de semejante gravedad,  cualquiera supondría que las victimas al liberarse de los precintos pedirían ayuda a la Policía, la realidad de este caso fue otra, el gerente en primer momento, no le permitió al cajero informar el hecho a las autoridades de seguridad, actitud que generó la demora en la asistencia policial, y la denuncia formal se radico recién, 48 horas después.

El local contaba con cámaras de seguridad, coincidentemente  la que enfocaba el lugar preciso del hecho en el momento del robo se apagó, dejó de grabar o borro el registro. El caso aún sigue siendo investigado.

Dinero en bolsas

En otros hechos existen empleados asaltados cuando transportaban elevadas sumas de dinero en bolsas, en asientos de autos particulares, sin ninguna medida de seguridad. En esta última oportunidad, el comerciante denuncio que nuevamente su empleado fue  asaltado mientras trasladaba dinero para depositar en un banco de avenida Belgrano.

El efectivo, en este caso más de un millón de pesos, estaba en una mochila, y según lo que el empleado manifestó, “por seguridad”, lo transportaba en el asiento trasero, lado acompañante de un auto Fiat Uno. Las cámaras de seguridad de la policía, ubicadas en la zona del hecho, develaron que claramente no fue un robo al voleo, y sin mucho esfuerzo de los ladrones.

Un detalle para aportar es que quien había preparado y entregado la mochila con la cifra millonaria al encargado de depositarlo, era el mismo empleado que meses atrás fue “victima” de un asalto de idénticas características, a quien motochorros favorecidos por la precaria forma de traslado del dinero, le sustrajeron en aquella oportunidad alrededor de 500 mil pesos, en avenida Tavella. 

Hay sospechosos

La investigación está avanzada, y ya hay sospechosos del caso.  También se pueden mencionar otros casos en los que delincuentes, con información que debiera ser interna y confidencial, ingresaron a locales en horarios exactos, se dirigieron al lugar preciso donde se guardaban fortunas, sin medidas de seguridad, y luego huyeron sin dejar ni siquiera rastros de violencia.

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí