15.9 C
Salta
miércoles, abril 17, 2024

“Nunca quise ser juez, soy un simple tramitador de causas

Charlando con El Expreso, Marcelo Arancibia, destacado abogado y con larga trayectoria en nuestro medio, dejo su impresión sobre el resurgir del caso de las francesas. También opino sobre la justicia salteña en todos los aspectos y de su particular visión de no ser funcionario judicial.
Respecto al crimen de las francesas, ¿Por qué cree que la sociedad empieza a desconfiar de nuevo del fallo emitido, ante la aparición de un video que habla sobre el tema?
Yo siempre tuve una bandera, que la verdad es hija del tiempo y creo que con el tiempo y la ayuda de Dios, sin ninguna duda, va a esclarecerse este hecho que lamentablemente han tenido, en un momento determinado y por tres años a Vilte Laxi y a Vera como culpables y que posteriormente por una revocatoria, del tribunal de impugnación con el Dr. Martín y el Dr. Arias revocaron el principio de absolución con el beneficio de la duda del tribunal de 2ª Nominación y volvieron a imponerle una sentencia de prisión perpetua al señor Vera. Tanto Vera como Vilte Laxi, no estuvieron en el lugar del hecho, estoy totalmente convencido. El fallo talentoso, vivencial y ajustado a Derecho, con sentido y contenido lógico es el que ha emanado de la sapiencia del Dr. Carlos Puchetta.
Hasta del fallo que ha tenido mi defendido Vilte Laxi estoy disconforme por la absolución por el principio de la duda, tal cual había sido absuelto Vera por medio de ese instituto. Yo no tengo dudas y juro por mi vida y esto no es constituirme en un irresponsable defensor, sino que siendo justamente un defensor eficaz, significa hacer valer los derechos de una persona. Yo hice valer los derechos de Vilte Laxi porque fue y sigue siendo mi defendido por el recurso de Casación y el recurso de queja ante la Suprema Corte de Justicia. Aun estando libre, pudiéndome haber conformado con el principio de la duda y eso ya para mi es grave. Porque no hay duda de que no ha estado, entonces por ese fallo lo que siento íntimamente de que una persona sea injustamente vista fuera de la realidad,  y lo digo con el mayor respeto por los señores jueces de impugnación.
Teniendo en cuenta su respuesta, y lo acontecido en este juicio, ¿Se puede decir que hay influencia del poder político sobre la justicia en Salta?
Yo siempre digo que “cuando la política entra por la puerta de la justicia, esta huye despavorida por la ventana”. No es un dicho mío sino de Francesco Carral. A mí me cuesta creer, de acuerdo a la recopilación de todo lo que fue sucediendo en el expediente, que no se llegue a la verdad de la cuestión. No soy quien debe dilucidar ese tema. Pero como ciudadano lucharé hasta que los verdaderos responsables por los que pusieron a Vilte Laxi y Vera, estén en el lugar que tienen que estar, sea quien fuese y le pese a quien le pese. 
Siempre dije que me sonaba a una investigación con una estructura muy amplia por la magnitud y nadie debe estar exento de ser investigado. Si yo hubiese pasado por San Lorenzo en el tiempo y momento de la tragedia, no me hubiese ofendido si me llamaban a declarar, mas siendo inocente. Ahí tengo que brindar cada uno de los datos que ameriten a la causa. Es lo que corresponde como ciudadano.
Yo he visto grandes travesuras y le voy a decir una, a la vez que le pido que lo chequee en nombre de la honestidad profesional. A Daniel Vilte Laxi, un importante matutino de la nación, dijo que los ADN de él, eran compatibles con los encontrados en el lugar del delito y las victimas, habiendo entretelones muy delicados a causa de eso. Después se cambió totalmente lo que se había dicho hasta casi oficialmente. Porque el periodista que levanto esa información seguro lo hizo con total dignidad, creyendo que realmente era cierto, por haber venido de una fuente importantísima que en ese momento estaba al frente de la investigación.
¿Ese alguien dejo luego la investigación?
No, terminó la investigación y luego elevo la causa a juicio.
¿Entonces hoy, cual es la situación de Vilte Laxi?
No puede volver ante ninguna situación a la cárcel, como lamentablemente le ocurrió a Vera. Espero que no llegue a morirme sin que esto no se descubra y pueda liberarse a un inocente de su calvario. Es la injusticia más grande en mis 38 años de profesión y lo digo con toda responsabilidad y sin ser un falso valiente. Esas chicas que perdieron la vida en ese lugar están esperando que se castigue a los verdaderos culpables. 
Usted está actualmente defendiendo a uno de los agresores del hincha de San Lorenzo que quedó cuadripléjico, quien en el momento de la agresión era menor ¿Qué opina de la propuesta de bajar a 16 años la imputabilidad?
Eso es una barbaridad, ellos quieren revertir el viejo dicho “no por mucho madrugar amanece más temprano”, quieren pretender hacer a los chicos, grandes y a los grandes, chicos. Pretenden cambiar la naturaleza del transcurrir de la vida humana, y la naturaleza para los creyentes en Dios, solo Dios la cambia. 
Una chica de quince, es de quince. En cualquier momento van a salir a decir que como ya tiene novio y convive, le vamos a hacer la fiesta a los trece. No hay que adelantar las cosas. Aunque uno no quiera el otoño y el invierno van a llegar, pero a su tiempo.
Es una actitud de omnipotencia pretender manejar las cosas de esa manera. Cada cosa a su tiempo.
En este caso ha sido un hecho gravísimo y no se lo puede negar, pero la justicia debe hacer caso a lo que dice la ley, la doctrina y la jurisprudencia, aunque nuestros sentimientos por ahí se contradigan. 
Que se tenga en cuenta todos los atenuantes, pero dentro del marco de la ley, porque es verdad que esa familia va a estar muerta en vida, pero debemos manejarnos con la ley en la mano.
En su larga trayectoria, ¿Ha tenido causas controversiales al nivel del caso de las francesas?
No, no. Injusticias como ocurrió en este caso nunca las tuve. He tenido varios casos difíciles, pero en ninguno se dio una situación de injusticia como en este caso. Es la frutilla del postre. 
¿Cómo ve el proceso administrativo de selección de los funcionarios en la justicia de Salta?
Desde el 76 concurrí a las practicas demostradas, -que creo deben exigir- y que les serviría a los futuros jueces y fiscales para que tengan el conocimiento de campo y no que solamente con cinco años de antigüedad tengan posibilidades de ocupar esos cargos solo con la teoría. Yo impulsaría esa reforma para que los funcionarios de la justicia lleven ese curriculum demostrativo, independientemente de los resultados que hayan obtenido, porque ningún abogado puede garantizar los resultados, porque estaría actuando en contra de la moral, la ética y a la buena costumbre profesional. Si uno quiere ser juez civil, secretario civil, secretario penal, fiscal, a ver muéstreme cuantos expedientes en sus cinco años de profesional ha ejercido y ha visto. Porque yo tengo un hijo, que se reciba de abogado, lo mando cuatro años a Europa, para que haga cursos, se convierta en ratón de biblioteca y sepa lo que dicen los grandes juristas italianos, como Carral, Mancini, Soler, Nuñez, etc. Pero, ¿fue a la cárcel, visito los presos, conoce la vida y el entorno de ellos? ¿La sociología vivencial de la persona sospechada de cometer un delito? Tuviste la experiencia de que te toquen el timbre en navidad, año nuevo por la desesperación de la familia por un familiar preso? Ahí van a aprender los apuros de la vida y no van a poder decir no lo puedo atender porque han metido un amparo, y a lo mejor está tomando un mate adentro.
¿Eso quiere decir que hay gente sin la necesaria experiencia y capacidad en la Justicia?
Yo no digo eso. Si digo que tienen que hacer una reforma y que los aspirantes deben mostrar la efectiva acción en la materia que quieren concursar. Ahí va a saber lo que es aguantar horas para que lo atienda el juez, aguantar horas para que le saquen un preso en el servicio penitenciario, irse a Güemes y saber lo que es perder una tarde hasta que te anotan, es decir la amansadora que solo se conoce ejerciendo activa y participativamente en casos reales, y no ser solo intelectual, pero calle hueca, sin conocer el terreno de la profesión. Muchos títulos, muchos cursos, pero cuántos presos atendió usted, cuántos casos llevo adelante….ninguno….entonces como va a conocer el paño. Como voy a ser jefe de terapia intensiva si nunca vi un enfermo.
Como institución ¿Cómo ve la Justicia de Salta?
Con total honestidad, creo que la justicia salteña es desde la honestidad y honorabilidad, la más honesta del país, y lamento que de muchos jueces que se fueron y que están quizás próximos a irse, no se nutra la juventud que va a quedar de esas personas con gran experiencia. Esa práctica llevada a cabo debe ser transmitida. Ahora ponen muchos auxiliares, pero poco, poco; distinta samba con el mismo pañuelo.
Cuando yo empecé, con los camaristas y jueces de esa época, que eran señores camaristas y que esa época funcionaba en la legislatura. Estaban ahí los doctores Bernardo Ruiz, Dardo Ossola, González Ferreyra, Mariño, el doctor Gómez Augier, también el doctor René Martínez de fiscal. Me sentaba en la butaquita y escuchaba. Asi tuve la oportunidad de escuchar a juristas de la talla de Fernando de la Rúa, que como presidente fue una cosa pero como abogado fue un gran profesional. Vino a Salta a defender a Eudoro Costello junto con el doctor Juan Carlos Nallyn. Este decía que con De la Rúa agotaron el tema respecto al homicidio con emoción violenta, desde todos los ámbitos, refiriéndose a la temática que le toco en ese momento, viendo las diferentes doctrinas.
¿Nunca quiso ser juez?
Nooo…no me da el piné. Sería para mí una contradicción. Hay que saber de administración de justicia. Tendría que haber ido a la parte teórica y a la práctica de cómo se arma un expediente, cómo se le da entrada, ver como es el trabajo de cada uno de los que están en la Ciudad Judicial. Ver los fallos, como son los acuerdos. Yo nací para ser un simple tramitador de causas penales. Ni siquiera puedo decir que soy penalista, porque el tramitador de la causa penal puede alegar, pero los grandes penalistas son otra cosa.
Según usted, en lo administrativo falla, pero desde la experiencia de campo como abogado, tranquilamente podría tener la actitud para ser un juez con conocimiento de causa.
No. Muchos camaristas saben que soy reticente a agarrar causas donde tendría que convertirme en un cofiscal como querellante o actor civil, pero generalmente no voy, salvo excepciones muy raras. Soy muy antiguo, como antes cuando se era de Central Norte y era un pecado irte a jugar a Juventud Antoniana y viceversa. Un gran caminador del delito me dijo “mire doctor, camine su vida por una sola vereda” y esa es la que hice. En algunos años ya me estaré despidiendo y estoy muy agradecido a mi profesión, a mi padre y a mi familia. Siempre me moví con una frase que me dejo mi padre “Nunca me creí el mejor, pero siempre luche para serlo”
 
Frases destacadas
“El fallo talentoso, vivencial y ajustado a Derecho, con sentido y contenido lógico es el que ha emanado de la sapiencia del Dr. Carlos Puchetta”
“Como ciudadano lucharé hasta que los verdaderos responsables por los que pusieron a Vilte Laxi y Vera, estén en el lugar que tienen que estar”
“Nadie debe estar exento de ser investigado”
“Esas chicas que perdieron la vida en ese lugar están esperando que se castigue a los verdaderos culpables”
“la justicia debe hacer caso a lo que dice la ley, la doctrina y la jurisprudencia, aunque nuestros sentimientos por ahí se contradigan”
“los futuros jueces y fiscales…tienen que tener conocimiento de campo y no solo cinco años de antigüedad para ocupar esos cargos solamente con la teoría” 
“Muchos títulos, muchos cursos, pero cuántos presos atendió usted… Como voy a ser jefe de terapia intensiva si nunca vi un enfermo”
 
Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí